desplegar menu
 
Bootstrap Slider

Devocional

SABADO 19 DE OCTUBRE 2019

La presencia de Dios OCTUBRE 19
Manoa supo entonces que era el ángel de Jehová, pues no se les volvió a aparecer ni a él ni a su mujer. Y dijo Manoa a su mujer: Ciertamente moriremos, porque hemos visto a Dios. Jueces 13.21

más info



VIERNES 18 DE OCTUBRE 2019

Guarda el buen depósito OCTUBRE 18
Guarda el buen depósito por el Espíritu Santo que mora en nosotros. 2 Timoteo 1.14

más info



JUEVES 17 DE OCTUBRE 2019

La perspectiva correcta OCTUBRE 17
Entonces faraón mandó llamar a José, y lo sacaron del calaboso aprisa; y después de afeitarse y cambiarse sus vestidos, vino a faraón. Y faraón dijo a José: He tenido un sueño y no hay quien lo interprete; y he oído decir de ti, que oyes un sueño y lo puedes interpretar. José respondió a faraón, diciendo: No está en mí; Dios dará a faraón una respuesta favorable. Génesis 41.14–16 (LBLA)

más info



MIERCOLES 16 DE OCTUBRE 2019

Obreros para la mies OCTUBRE 16
Entonces dijo a sus discípulos: «A la verdad la mies es mucha, pero los obreros pocos. Rogad, pues, al Señor de la mies, que envíe obreros a su mies». Mateo 9.37–38

más info



MARTES 15 DE OCTUBRE 2019

Fe, amor y esperanza OCTUBRE 15
Damos siempre gracias a Dios por todos vosotros, haciendo memoria de vosotros en nuestras oraciones, acordándonos sin cesar delante del Dios y Padre nuestro de la obra de vuestra fe, del trabajo de vuestro amor y de vuestra constancia en la esperanza en nuestro Señor Jesucristo. 1 Tesalonisenses 1.2

más info



LUNES 14 DE OCTUBRE 2019

Intérpretes de profecías OCTUBRE 14
Al oir esto, el rey Herodes se turbó, y toda Jerusalén con él. Y, habiendo convocado a todos los principales sacerdotes y escribas del pueblo, les preguntó dónde había de nacer el Cristo. Ellos le respondieron: En Belén de Judea, porque así fue escrito por el profeta. Mateo 2.3–5

más info



DOMINGO 13 DE OCTUBRE 2019

Oración de David OCTUBRE 13
¡Dios, Dios mío eres tú! ¡De madrugada te buscaré! Mi alma tiene sed de ti, mi carne te anhela en tierra seca y árida donde no hay aguas, para ver tu poder y tu gloria, así como te he mirado en el santuario. Salmo 63.1–2

más info




    Página:  
  • 1
Tarsis - Diseño Web